Principios del Sindicalismo

Desde sus orígenes el sindicalismo es un movimiento revolucionario que busca acabar con la desigualdad, explotación y opresión impuestas por el sistema capitalista y en la actualidad por el capitalismo salvaje o neoliberalismo, que producen exclusión, desempleo, pobreza, inequidad, miseria y negación sistemática de los derechos humanos a los trabajadores y a amplios sectores de la población.

Los sindicatos para que puedan jugar su verdadero papel en la lucha de clases y en la defensa de los intereses de los trabajadores, fundamentan su actividad en los siguientes principios:

  • Independencia del Movimiento Sindical
  • Democracia Sindical
  • Solidaridad
  • Identidad de Clase
  • Pluralismo
  • Unidad de Acción
  • Unidad Sindical
  • Alianza con otros Sectores Sociales

Es importante que tengamos claro en qué consisten estos principios, a continuación lo explicamos:

¿Qué debemos entender por independencia del Movimiento Sindical?

La organización sindical no está subordinada al gobierno, ni a los empleadores o a sus instituciones, por lo tanto no se permite la injerencia en los asuntos internos de la organización sindical. Como organización basada en una concepción de clase, no tiene filiación partidaria ni está sujeta a partido político alguno, como tampoco a alguna confesión religiosa. Su gestión está respaldada en el auto sostenimiento,fundamentado en la cuota sindical con la cual son los propios afiliados los que sostienen al sindicato. La independencia comprende:

  1. Independencia frente a los partidos políticos
  2. Independencia frente a la iglesia.
  3. Independencia frente al estado.
  4. Independencia frente a los patrones.

Independencia frente a los partidos políticos

Los sindicatos son organizaciones de clase, de clase explotada; por eso agrupan a los trabajadores, que tienen como denominador común el devengar un salario y ser oprimidos por el sistema capitalista. Los trabajadores deben asumir posiciones políticas de clase y no deben confundir la organización sindical con grupos o partidos políticos. Se debe tener claro que la lucha de clases es entre opresores y oprimidos, entre explotadores y explotados. Los trabajadores no se organizan en sindicatos por su ideología, credo religioso o partido político sino por la condición común de ser la clase trabajadora, con unos intereses reivindicativos propios; en los sindicatos no debe establecerse ningún tipo de discriminaciones políticas partidistas, filosóficas, religiosas, etc.

Los sindicatos, como organizaciones de clase, deben estar orientadas por una política de clase, comprendiendo que la sociedad no esta dividida en partidos políticos, sino en clase sociales y que por los tanto la lucha es entre clase sociales.

La independencia frente a los partidos no implica que los trabajadores y los sindicatos no acepten o incidan en la orientación política de un determinado partido o que los afiliados a la organización sindical no militen políticamente. Los sindicatos, como aglutinantes de la clase trabajadora, deben formarse políticamente para adelantar con mas posibilidades de éxito las acciones reivindicativas y de construcción de un nuevo modelo de sociedad alternativa al sistema capitalista, más incluyente y justa para todos y todas.

Independencia frente a las iglesias

En un sindicato pueden existir trabajadores con diferentes creencias religiosas; como defensores de los derechos humanos se debe el respeto a la libertad de cultos, al credo religioso que profese cada trabajador. Los sindicatos deben mantener su independencia de las iglesias al tener claro que la lucha por una sociedad mejor es una prioridad para esta vida y en esta tierra y no como una posibilidad espiritual.

Se debe ser muy cuidadosos en el tratamiento de este tema, pues las iglesias a través de sus doctrinas siempre han llevando a la mente del trabajador ideas como la resignación, la paciencia, la conformidad, que lo convierte en un ser dócil para la mayor explotación capitalista y le impide muchas veces la exigibilidad y reivindicación de sus derechos.

Independencia frente al patrono

Los sindicatos como representantes de los trabajadores no deben ser creados, ni dirigidos con el visto bueno o el aval de los patronos. Son organizados y orientados y administrados por los mismos trabajadores.

Hay sindicatos que se han visto influenciados por su patrono con el interés de someterlo posteriormente a sus intereses a través dádivas pírricas o del soborno a dirigentes sindicales, por medio de dinero, ascensos, prevendas especiales y particulares, para que no se dé la acción reivindicativa equitativa, etc. Esto sólo tiene como fin patronalista desvirtuar el movimiento sindical y la organización de todos los trabajadores en procura de la mejora de sus condiciones de vida.

Si los dirigentes no tienen una clara conciencia de clase es muy peligroso que caigan en estos engaños y lleguen a desviarse traicionando la organización sindical al desconocer las estrategias que emplean los patronos para dividir y desmovilizar a los trabajadores.

Independencia frente al Estado

Hay que tener claro que el actual Estado representa los intereses de las clases dominantes y explotadoras, los terratenientes, los empresarios y el sector financiero.

En una sociedad dividida en clases, el estado es el aparato que expresa los interese de la clase dueña de los medios de producción. Los empresarios imponen las leyes que recortan los derechos sindicales y el Estado se encarga de ponerlos en práctica. La Independencia frente al estado significa estar vigilantes de las políticas de estado y de gobierno que recortan derechos de los trabajadores y del pueblo en general para favorecer a los empresarios en detrimento de las condiciones de vida digna para todos y todas, con el fin de denunciarlo y responder con la organización y movilización, si es preciso.

En Colombia centrales de trabajadores como la U.T.C y la C.T.C han sido incondicionales agentes del gobierno en el movimiento sindical. Muchos de sus dirigentes estuvieron con la política gubernamental de bajos salarios, el establecimiento del ESTADO DE SITIO, aprovechado por los gobiernos y los empresarios para perseguir a los trabajadores, etc.

Los trabajadores deben tener claro que hay políticas de gobiernos alternativos o populares que pueden en determinados momentos favorecer algunas reivindicaciones laborales o de derechos humanos. Se trata de estar vigilantes de los gobiernos y sus planes de desarrollo.

¿Qué es la Democracia Sindical?

En el sindicato el ejercicio de la democracia es directa y participativa, en consecuencia se eligen los representantes en elecciones estatuidas, todos tienen derecho a voz y voto, a elegir y ser elegidos y se adoptan los acuerdos logrados por las mayorías. La democracia sindical consiste en que todas las grandes decisiones que toma la organización surgen de asambleas generales en las cuales tienen participación la mayor parte de sus miembros. Los afiliados y las afiliadas pueden opinar sin obstáculos de ninguna naturaleza, así sea una huelga u otro tipo de lucha reivindicativa, ya para iniciarla, para definir una actividad durante su transcurso, en asambleas generales o en cualquier otra instancia de participación establecida estatutariamente, son ellos los que den la palabra definitiva.

¿Qué es Solidaridad?

El sindicalismo interpreta y defiende consecuentemente los intereses de sus afiliados y además se identifica con la clase trabajadora, los sectores y los pueblos oprimidos en todas las circunstancias de reivindicación de derechos o denuncia de sus violaciones o vulneraciones en general; los sindicatos deben promover la ayuda mutua y respaldar las solución de los problemas laborales de los trabajadores en general.

La cuota sindical es el primer acto de solidaridad sindical de todo afiliado, con ello se apoya por principio la independencia política de clase ya que se procura el auto sostenimiento de la organización sindical y la ayuda mutua para alcanzar los objetivo propuestos.

¿Qué se entiende por Pluralismo Sindical?

Es el reconocimiento de las diferencias que existen entre la diversidad de trabajadores afiliados a la organizacion sindical, entendiendo que proporcionan una riqueza de opiniones y posibilidades de concertacion y proyeccion para lograr los fines del sindicato, teniendo claro que la unidad no es uniformidad.

Pluralismo quiere decir reconocer y respetar el carácter legítimo de las divergencias dentro del sindicato, significa, igualmente, construir propuestas y salidas a los problemas laborales, nacionales y populares, basadas en la inmensa diversidad social, cultural, ideológica, económica y política de los explotados de este país.

Pluralismo no significa tolerar y/o cohonestar con las propuestas y prácticas introducidas por la burguesía en el movimiento obrero o pasar por alto las conductas patronales a nuestro interior.

¿Qué es la Unidad Sindical?

La unidad sindical es el principal valor, la regla de oro del sindicalismo. Se reconoce que no existe ni existirá discriminación entre los trabajadores y trabajadoras ya que todos concurren en igualdad de derechos, deberes y oportunidades, sin diferencia de raza, nacionalidad, sexo, creencia religiosa, o por circunstancias sociales, económicas, políticas, ideológicas, ni por el lugar que ocupen en el centro de trabajo. Su práctica se desarrolla en una política de frente único de clase, inclusiva, no discriminatoria, como garantía de la lucha unitaria y fortaleza contra toda forma de explotación e injusticia.

Comprende el acercamiento entre los diversos sectores en que se ha dividido el movimiento obrero, a fin de realizar acciones conjuntas por objetivos concretos que sean comunes a todos los trabajadores.

¿Qué es la Unidad de Acción?

Es aquella en que las diferentes organizaciones sindicales se ponen de acuerdo para realizar una acción conjunta por una reivindicación determinada, por ej. contra el alza de las tarifas de servicios públicos, el desmonte del derecho a a la salud, una reforma laboral lesiva. Esto sin que lleve la obligación de afiliarse o desafilarse de una u otra central. Los compromisos se hacen en torno a un problema concreto para buscar la solución adecuada.

La unidad de acción presume el mantenimiento de la independencia orgánica de cada sector participante.

La Alianza con otros Sectores Sociales 

Para lograr una profunda transformación en todos los ordenes de la sociedad es necesaria la unión entre la clase obrera, los campesinos, los estudiantes, los sectores populares, las organizaciones de mujeres, jóvenes y, en general de todos aquellos sectores que luchan por construir un mundo mejor, más justo y humano. Los sindicatos hacen un frente común reivindicativo y se integran a las luchas generales del pueblo .